martes, 21 de febrero de 2012

Violencia familiar en el Perú



No hay país ni comunidad a salvo de la violencia; está en nuestras calles y en nuestros hogares; violencia es una constante en la vida de gran número de personas. Para muchos, permanecer a salvo consiste en cerrar puertas y ventanas, y evitar los lugares peligrosos. Para otros no hay escapatoria, porque la amenaza de la violencia está detrás de esas puertas, oculta a los ojos de los demás.


Esta investigación tiene como objetivo identificar las dimensiones de la violencia familiar en el Perú, y con ello obtener un mayor acercamiento a la realidad de un problema que aunque no lo parezca es bastante cotidiano y se manifiesta muy a menudo en nuestro país. 


lunes, 20 de febrero de 2012

A lo largo del mundo: La mujer, víctima inocente de la violencia


Este artículo que trata sobre la violencia contra la mujer en el mundo ha sido tomado de La ciencia de la no violencia.


Decía Octavio Paz que la mujer es la puerta de la reconciliación del hombre con el mundo. Supongo que se trata de una puerta desvencijada y vieja, maltratada y olvidada, que, lejos de reconciliar al hombre con el mundo,vive en continua lucha con él. Triste porque, en la capital de nuestro país, el 40 por ciento de los homicidios se debe a la violencia conyugal, y el 25 por ciento a la agresión sexual. Triste por todas aquellas mujeres chiapanecas cuya situación de guerra es una excusa más para maltratarlas. Triste porque, en Nuevo León, la mujer es otra víctima más de la violencia intrafamiliar que va en escandaloso aumento.


La violencia puede definirse como cualquier acción,directa o indirecta, mediante la cual se inflige sufrimiento físico, sexual o mental contra un individuo; actos que tienden a afectar al sector más vulnerable de la sociedad como es la mujer. Una mujer es violentada para castigarla, humillarla, denegarle su dignidad humana, su autodeterminación sexual o su integridad física, mental, moral, o menoscabarle su autoestima y personalidad.


Aun así, muchísimas mujeres siguen sin denunciar estos hechos, por razones culturales, económicas, políticas y sociales, así como por vergüenza y temor a represalias.


Cuando una persona es agredida, tiende a deprimirse y aislarse de la familia, y ello deriva, por ejemplo, en enfermedades del estómago, así como en dolores musculares y de cabeza. ¿Qué decir de las mujeres afganas que, a causade la represión a la que fueron sometidas por el régimen talibán por más de un lustro, terminaban enloquecidas, balanceándose sobre su propio cuerpo?


MINUTO DE SILENCIO


Por todo esto, me gustaría guardar un minuto de silencio en memoria de todas aquellas mujeres que son sometidaspor sus victimarios. Pido guardar un minuto de silencio por aquellas mujeres que sufren de enfermedades incurables y espantosas como el SIDA: una mujer de cada cinco es infectada con este virus en Zimbabwe y en la India.


Pido silenciar nuestros labios para reflexionar acercade las mujeres que son maltratadas cada nueve segundos en el mundo (una de cada cuatro mujeres en el mundo experimenta maltrato de cualquier tipo); silenciarlo porque en Sudáfrica una mujer es violada cada 26 segundos y en EU son reportadas cerca de 700 mil violaciones por año.


Cada seis minutos, una mujer es violada; cerrarlos como muestra de solidaridad ante las 20 mil mujeres que fueron violadas durante la Guerra de 1992 en Yugoslavia. Pido rendir tributo a los dos millones de niñas, de entre 5 y 15 años, que son prostituidas en el mundo; reflexionar ante la situación que se da en el país vecino,donde diariamente mueren cuatro mujeres por efecto de la violencia doméstica, y donde cada cinco segundos unamujer es golpeada; también porque en Perú, el 70 por ciento de los delitos denunciados a la policía corresponden amujeres golpeadas por sus maridos


VIOLENCIA FÍSICA Y PSICOLÓGICA


Una investigación realizada en Chile en 1992 reveló que el33.5 por ciento de las mujeres entrevistadas habían sidoagredidas psicológicamente, y el 26.2 por ciento habíasido objeto de violencia física. En Japón se encontró que la media de la edad de las mujeres que sufren violencia es de 43.5 años, lo que demuestra que el 34 por ciento de estas mujeres posee contracepción forzada, y un 75 por ciento mantiene relaciones sexuales forzadas por su pareja. Pido guardar un minuto de silencio por las muertas de Juárez que han sido torturadas, violadas y asesinadas por mentes enfermas desde 1993; cuestionarnos el porqué, aunque vivamos en un mundo ultra moderno y que se vanagloria de ser justo y poblado con entes independientes y libres, las mujeres continúan siendo objeto de vejaciones, maltrato, violaciones y abusos.


La mujer, insisto, es y seguirá siendo un ser susceptible al dolor, que ha intentado gritar, pero su grito ha sido silenciado con las restricciones impuestas a sus derechos, con el abuso sexual a su persona, con puñaladas cobardes que han interrumpido su ilusión por vivir.


Somos las mujeres seres frágiles, como nos describe Shakespeare en “Hamlet”. Deseamos amar e inspirar amor; deseamos luchar por nuestros ideales, deseamos crear y heredarles un mundo mejor a las demás mujeres. De lo contrario, esa puerta de reconciliación del hombre con el mundo, como nos comparó Paz hace años, se negará a abrirse, triste, cansada y quizás hasta furiosa.

La violencia familiar y los derechos humanos


En este libros se desarrollan está las fundamentaciones sobre la violencia familiar, los rasgos de personalidad del agresor y de la víctima ( la violencia masculina: personalidad del agresor, la personalidad de la mujer maltratada ), la violencia de género.

Como es un libro mexicano, una parte está dedicada a la violencia que sufren las mujeres en ese país.








domingo, 19 de febrero de 2012

Taleres preventivo para la violencia familiar "Nadie puede hacerme daño "

Desde el inicio de la humanidad, la violencia ha formado parte de nuestra historia. Es un elemento integral de las estructuras de poder históricamente desiguales y constituye un obstáculo para proponer y establecer la equidad, el desarrollo y la paz. La violencia se expresa en múltiples manifestaciones, entre ellas, la violencia familiar, sexual y contra lasmujeres, basada en la inequidad de género, afecta a todos los grupos de la población independientemente de sus características sociales, económicas, religiosas, educativas o étnicas

En las últimas décadas se ha registrado un creciente reconocimiento del fenómeno de la violencia contra las mujeres y el tema se ha ubicado en un lugar destacado en la agenda internacional. Prácticamente todos los organismos multilaterales dedicados a la salud, a los derechos humanos y al desarrollo económico y social se han ocupado, cada uno desde los límites de sus propios mandatos y vocaciones, de este problema.

Todos estos organismos coinciden en que la violencia contra la mujer es una de las variantes más perniciosas y expandidas de la violencia y subrayan que es consecuencia de la aplicación de estructuras sociales sexuadas de dominación.

Desde 1993, año en que se aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (ONU) y en la que se reconoció que este tipo de violencia constituye uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación con respecto al hombre, se ha ido reforzando su abordaje.


Como un tema vinculado con la dignidad del ser humano, en la Cumbre Mundial sobre Derechos Humanos en 1993 se especificó que los derechos humanos de mujeres y niñas son parte integrante, inalienable e indivisible de los derechos humanos universales. Todo tipo de violencia, motivada por el uso del poder contra personas más débiles, bien sea por subordinación, minusvalía o marginación, atenta contra los derechos humanos y es una ofensa a la dignidad humana. En este contexto, la violencia y todas las formas de acoso y explotación contra las mujeres, son incompatibles con la dignidad de la persona y por tanto deben ser eliminadas. Asimismo, en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer en 1954, se reconoció, de manera expresa, que la violencia contra la mujer es una violación a los derechos humanos y un obstáculo para el pleno disfrute de los mismos.

Programa:

PROGRAMA PREVENTIVO PARA LA VIOLENCIA FAMILIAR:
“NADIE PUEDE HACERME DAÑO”

I. DATOS INFORMATIVOS:

1.1. Dirigido a : Público en general

1.2. N° Total De Personas : Aprox. 30 personas

1.3. N° De Sesiones A Desarrollar : 8 sesiones

1.4. Tiempo Por Sesión : 2 horas por sesión

1.5. Duración : El tiempo que dure el módulo varía y depende del grupo y del tiempo disponible. La duración que se indica al inicio de cada unidad es sólo un estimado.










PROGRAMA PREVENTIVO

martes, 14 de febrero de 2012

Los 10 mandamientos del amor


Los Diez Mandamientos del Amor


*Nunca empieces, ni tengas una relación con mentiras ( sé tu misma, sé tu mismo ). Si tienes algo que ocultar,  o algo que se está ocultando tarde o temprano va a hacer que la relación merme nunca empieces algo con mentiras.


*No confundas al Amor, con el bienestar material. O buscas Amor o buscas bienestar económico en una relación. Si buscas ambas cosas, el Amor construye todo y juntos pueden todo, pero no busque solamente por dinero la relación.


* No intentes buscar seguridad tampoco. El amor de una persona no puede hacer, lo que tu debes hacer por ti mismo. Se puede obtener apoyo en la persona amada, pero nunca que a sea tu pilar básico, que nunca haga lo que tu puedes hacer por ti, los dos pueden hacer un templo de dos fuertes pilares; pero el techo si cae, se cae si quitas un pilar


* No culpes al ser amado de no amarte, como tu quieres que te amen, tampoco intentes obligarlo a amarte. Si no eres amada como tu quieres, lo que debes hacer es intentar y conseguir superar el dolor que esto conlleva, recuperarte y partir para otro rumbo que te lleve a otra relación correspondida. Grábatelo, el amor es para estar bien no para estar mal.


* Se sincero ( a ) abierto y responsable. Ármate de valor para decir lo que debe ser dicho. Si algunos consideran que el sexo es el motor del amor en un 80 %, se equivocan. El 80 % del buen funcionamiento del motor del amor es la complicidad es la comunicación franca.


* Nunca traiciones a tu pareja, también subráyalo,enmárcalo, si lo haces dilo, en el amor la verdad es o no es no puedes vivir ocultando cosas, fingiendo fidelidad, plactícalo y enfrenten las consecuencias, sean las que sean, serán respaldadas con la verdad que es la verdad que es la base del amor y si  la verdad implica terminar esa relación, será la verdad la que siga imperando.


*Nunca impliques a tu familia y amigos en tus problemas amorosos. Cada uno tiene su punto de vista y solo hace confundir aun más lo confuso. Lo que concierne a dos personas, no concierne a tres. En donde hay dos no hay ni tres ni cuatro, ni cinco


*No descargues en tu pareja tus frustraciones. No lo utilices, no lo chantajees, no la maltrates, no la presiones, no la reprimas, no la corrijas, no lo humilles, no lo confundas. El amor es sobre todo, aceptar la individualidad y respetarse mutuamente. con comunicación para arreglar la cosas


*Nunca confundas Amor, con la dependencia ya sea psicológica o física, con la obsesión, con una propiedad privada, con un saco de boxeo, con un mayordomo o cocinera, con tal vez con una cuenta bancaria. No eso no es amor, el amor es tan sólo amor, así como es, así que no manches este sentimiento con segundas intenciones que nada tienen que ver .


*Antes de amar a alguien, subráyalo, antes de amar a alguien comprueba si te amas a ti misma o a ti mismo. No puedes dar lo que no tienes y no puedes recibir lo que no das. Si no te amas a ti misma o mismo y no te respetas, nunca podrías hacer lo mismo por otra persona.


Son 10 mandamientos, grábatelos, porque son la base de toda relación.




domingo, 12 de febrero de 2012

No olvidamos ni aceptamos femicidio en Centroamérica

Este documento es una investigación sobre el feminicidio especialmente en centroamérica. Uno de los objetivos de esta investigación era ver si aquellos homicidios que son femicidios responden a las relaciones y contextos de poder y control masculino como la pareja, la familia, el ataque sexual -presente en todas las sociedades, o si bien han surgido nuevos contextos y dinámicas regionales que favorecen esta forma extrema de violencia contra las mujeres. Y de ser así, cuánto de la escalada de homicidios se debe a la aparición de estos nuevos escenarios.


Para analizar con mayor profundidad estos escenarios de femicidio, así como algunas respuestas estatales y sociales frente a ellos, se han desarrollado en esta investigación 9 estudios de caso que permiten tener un mejor panorama del contexto regional en que se da esta escalada de muertes de mujeres. Estos estudios de caso conforman la segunda parte de esta publicación. Algunos de estos estudios cualitativos se refieren a femicidios ocurridos después de 2006. La razón es que se trata de casos particularmente ilustrativos sobre la forma en que operan algunos escenarios. Esto permite conocer mejor el trasfondodetrás de la escalada de femicidios en la región, ya que estos escenarios estánoperando al menos desde inicio del siglo.

viernes, 3 de febrero de 2012

El síndrome de la mujer maltratada, el Estocolmo doméstico y la personalidad bonsai

Síndrome de la mujer maltratada


Además de serios daños físicos, la violencia causa en las mujeres trastornos emocionales profundos y duraderos. Estas consecuencias pueden separarse en dos momentos: las consecuencias inmediatas tras la agresión y las alteraciones que aparecena largo plazo, derivadas de la repetición de agresiones físicas y del mantenimiento de la situación de agresividad. Este mantenimiento conduce a lo que Leonore Walkerdenominó en 1984 “Síndrome de la mujer maltratada”, estado que se caracteriza por una baja autoestima, depresión crónica, reacciones de estrés y sensación de impotencia y de abandono por parte de los demás, embotamiento afectivo y aislamiento social. Así, las mujeres maltratadas presentan ansiedad, fatiga, temor, alteraciones del sueño y del apetito, molestias y dolores inespecíficos. A pesar de todo ello, no suelen ser conscientes de la gravedad de su estado y como consecuencia de los mensajes de su agresor y del contexto sociocultural, piensan que son ellas las culpables y que se merecen lo que les está pasando.

Síndrome de Estocolmo doméstico


Otros autores (Macías, Pérez Saracedo, Montero, Alberdi y Matas) hablan de “Síndrome de Estocolmo doméstico” para explicar por qué la mujer soporta malos tratos durante tanto tiempo, y cuál es el proceso de transformaciones en la actitud de la mujer frente al maltratador (siendo que las mujeres maltratadas no se reconoce como tal, y conviven con el agresor por varios años). Como antes, también aquí se distinguen varias fases a través de las cuales la mujer suspende su juicio crítico para adaptarse al trauma y proteger así su propia integridad psicológica.


 En la fase desencadenante, “los primeros malos tratos rompen el espacio de seguridad que debería ser la pareja, donde la mujer ha depositado su confianza y expectativas. Esto desencadenaría en la víctima desorientación, pérdida de referentes, pérdida de esperanza y depresión.


 En una segunda fase de reorientación la mujer busca nuevos referentes, pero sus redes sociales están ya muy dañadas y se encuentra sola o posee exclusivamente el apoyo de la familia. La falta de referentes externos y el discurso de su agresor hacen que su percepción de la realidad se desvirtúe y se autoinculpe de la situación, entrando en un estado de indefensión y resistencia pasiva. Pasa así a una fasede afrontamiento, donde asume el modelo mental de su compañero, tratando de manejar la situación traumática. Por último, en la última fase, de adaptación, la mujer proyecta la culpa hacia otros, hacia el exterior, y el Síndrome de Estocolmo doméstico se consolidaa través de un proceso de identificación” (Pérez, 2000, p.5).


El desconocimiento de estos procesos y de sus secuelas hace que muchas veces las mujeres agredidas sean tratadas y retratadas como masoquistas, locas o histéricas a las que les gusta que les peguen. Como explica Rojas Marcos, a la hora de analizar las representaciones que se hacen de víctimas y agresores (especialmente de los medios de comunicación que raramente toman en cuenta o narran estos procesos), la mujer sale mucho peor parada que el agresor, que suele aparecer como un señor normal, que nunca ha sido violento según los vecinos y testigos, no el monstruo que uno espera, versus una mujer desencajada y fuera de sí que lo provoca con sus comportamientos (1995, p.34).Esta concepción patológica de la mujer objeto de abuso es sólo una de las muchas imágenes o estereotipos que circulan en la sociedad respecto a víctimas y agresores. 

Personalidad Bonsái


Lorente Acosta (2001) ha acuñado el término “Personalidad Bonsái” para explicar una situación paradójica: debido a que el agresor va cortando los lazos de la mujer con el mundo exterior, ésta queda recluida en el hogar que es el escenario donde sufre las agresiones, pero también donde recibe las pequeñas dosis de cariño que le brinda el agresor durante la fase de afecto. Tal como a un bonsái, el agresor va “podando” sistemáticamente cualquier iniciativa que tome la mujer y que le ayude a crecer o enriquecerse, pero es él mismo quien va regando y aportándole las pocas manifestaciones de afecto que recibe, por lo que la mujer se va empequeñeciendo y permitiendo al hombre llevarla y traerla a voluntad.

jueves, 2 de febrero de 2012

Violencia familiar y sexual curso taller


Este es un modelo de un curso taller para que pueda ser realizado por y para los profesionales que trabajan en la violencias familiar y con mujeres que sufren maltrato.


Los temas desarrollados son: las características generales de la violencia, los tipos de violencia, las afecciones que esta produce a la salud, las dimensiones del problema, la violencia contra la mujer en la historia, la violencia contra la mujer en el mundo, la explotación sexual infantil, el ciclo de violencia, como somos hombres y mujeres, el papel del profesional de la salud, abordaje de la detención, un esquema para el estudio de intervención, indicadores de alerta, signos de alarma que pueden estar presentes en los trestipos de violencia, la violencia física, psicológica y sexual, formato de herramientas de detención, evaluación de riesgo, lineamientos para aplicar la escala deseveridad en violencia, tratamiento integral de la persona ensituación de violencia, caso de violencia sexual y psicológica.