martes, 27 de marzo de 2012

Abre los ojos el amor no es ciego

Este documento ha sido realizado como parte de una campaña realizada el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, con la finalizad de sensibilizar y concienciar, a la población en general, y en el ámbito educativo, en particular, sobre este problema en el que la prevención es la base esencial para avanzar en la erradicación de la Violencia de Género.

Una medida para luchar contra la violencia de género, es tener en cuenta a  la educación como elemento fundamental de prevención de cualquier tipo de violencia, específicamente la ejercida contra las mujeres, y establece como medidas, el impulso de actividades para la prevención de comportamientos y actitudes de violencia de género y la identificación de las distintas formas de abuso buscando alternativas de convivencia basada en el respeto a todas las personas.

Este documento está dedicado  especialmente a la prevención de la violencia de género, desde la adolescencia. La adolescencia es una etapa clave en el desarrollo de chicas y chicos jóvenes. En esta edad en la que la socialización se intensifica fuera de su familia y en entornos no muy cercanos, con otras y otros jóvenes, en grupos, en parejas, se hace muy necesario llamar la atención sobre aquellas cuestiones que pueden suponer un peligro si no se hacen visibles y se toman medidas que conduzcan a mantener relaciones positivas, basadas en la igualdad. 


Las chicas jóvenes necesitan orientación para saber detectar en las relaciones de pareja, aquellas conductas que creen «normales» o que valoran positivamente como«muestras de amor y/o amistad» y que, por el contrario, entrañan riesgos por ser actitudes controladoras y estar basadas en la desigualdad entre los sexos. 

El objetivo de este material es contribuir, con esta publicación, a trabajar con la juventud un tema de vital importancia, y que socialmente está siendo demandado por considerarlo muy necesario. También esperamos y que sea un recurso útil para las y los jóvenes, el profesorado y las familias.

jueves, 22 de marzo de 2012

Bendito amor. Dedicado a los que aman demasiado

Este documento examina lo que es el amor y la condición para tener una buena relación.

sábado, 17 de marzo de 2012

Arqueología de los sentimientos, y módulo de violencia contra las mujeres


El autor utiliza el concepto de "arqueología" porque los sentimientos siempre han estado ahí, han estado en los cimientos de la escuela, en el subsuelo, "en el piso de abajo de la escuela" (Díez Navarro, 2004). Y es necesario explorar para entender, para valorar.


 La ciencia de la arqueología atraviesa cinco estadios, que sepueden aplicar a la exploración de esta vertiente oculta de la escuela:


- El descubrimiento: el hallazgo de un yacimiento, la localización de elementos que identifican una civilización es fundamental para la arqueología. En los sentimientos de los miembros de la comunidad educativa hay un caudal ingente de información y de valor.


- La excavación: para conocer lo que existe en el yacimiento es preciso explorar, cavar,descubrir. Hay que hacerlo con cuidado, porque al sacar a la luz los diversos elementos puede producirse el deterioro o la erosión.


- El estudio: hay que indagar, interpretar, buscar indicios, hallar significados, clasificar, atribuir valor. Grandes tesoros de la historia han permanecido y permanecen ocultos. Otros, que están visibles, no han sido catalogados como valiosos, por torpeza o por maldad.


- La protección: los tesoros hallados han de ser protegidos, cuidados, expuestos, mimados. Han de cobrar importancia para todos. Para protegerlos han de cumplirse exigencias de diverso tipo:estructurales, organizativas, actitudinales...


- La exposición: Una vez descubiertos, excavados, estudiados y protegidos los tesoros, la arqueología los expone para general contemplación y disfrute. Se trata de bienes cuyo conocimiento se difunde y que se exhiben y se disfrutan democráticamente.


El autor señala que va a explorar en la institución escolar en búsqueda de sus más profundos cimientos, en busca de aquellos elementos que le confieren sentido y le dan valor. Por eso he hablado de "arqueología de los sentimientos".