sábado, 29 de marzo de 2014

Guía para la atención de mujeres maltratadas por su pareja


La guía recoge una línea de actuación la “atención a la situación de violencia de género detectada en salud mental”, a través del desarrollo de un protocolo de detección y actuación específico.

Las consecuencias de la violencia ejercida contra la mujer por su pareja son graves y numerosas, tanto para ella, como para sus hijos e hijas. La violencia física normalmente se detecta y se trata en atención primaria o urgencias, pero no debemos olvidar la violencia psicológica, que puede pasar desapercibida y cuyas consecuencias son devastadoras.

Más de dos tercios de las mujeres sometidas a este tipo de violencia acabarán desarrollando diversos trastornos psicopatológicos, entre los que destacan los de ansiedad, depresión y abuso de sustancias.


Descargar

miércoles, 26 de marzo de 2014

Los hijos e hijas expuestos a situaciones de violencia de género


El objetivo de este documento es : hacer visible que los hijos e hijas de las mujeres víctimas de la violencia de género como víctimas directas de la misma violencia. También busca dotar a los profesionales de un conocimiento específico sobre las consecuencias emocionales, conductuales, físicas o cognitivas que tiene la violencia de género en la infancia y cómo afecta a su desarrollo evolutivo y sus necesidades.

Y apoyar la intervención a través de la facilitación de técnicas, herramientas y pautas básicas a los profesionales con el fin de unificar criterios en la atención integral de las mujeres víctimas de violencia de género y los hijos e hijas de éstas. 

Descargar

martes, 4 de marzo de 2014

Violencia de género y maltrato infantil


apenas hay estudios que traten de los efectos que esta violencia tiene en las hijas e hijos de las mujeres víctimas, a pesar de que es unánime la opinión de los expertos de que los menores de edad son también víctimas del maltrato a sus madres, y de que la violencia contra la mujer suele ir acompañada de violencia contra los hijos e hijas, perpetuándose así un ciclo de comportamientos destructivos y modelos de conductas negativas en el niño/a que crece en presencia de esos episodios

Las principales consecuencias, en la niñez y en la adolescencia, de la exposición directa e indirecta a situaciones de violencia intrafamiliar se podrían resumir del siguiente modo:

a) Directa: Los/as menores de edad experimentan el mismo tipo de actos violentos que la madre esto es insultos, amenazas, humillaciones, desvalorización, manipulación emocional, intimidación, maltrato físico activo (bofetones, patadas, palizas…) y

b) Indirecta: Se considera cuando la agresión ocurre en su presencia, y también cuando no estén presentes, pero no pueden tomar distancia de sus progenitores. Oyen disputas, golpes, perciben terror.

En la teoría del Circulo Interactivo de la Violencia Familiar, la mujer víctima, como consecuencia del maltrato por parte de su pareja, padece una alta tasa de estrés, lo que puede originar, por una parte, un proceso vincular con su hijo/a donde a su vez predomina el estrés, y además padecer síntomas psicológicos y físicos (angustia, trastornos depresivos, trastornos somatomorfos, descompensaciones de procesos crónicos como diabetes o hipertensión arterial), derivados de dicha situación, y que puede llevar a una reducción en sus habilidades de manejo eficaz de los hijos/as. Una segunda consecuencia del maltrato en la mujer es que los hijos/as padecen también una situación de estrés, fundamentalmente referido a la respuesta al proceso vincular, y al establecimiento y desarrollo de las conductas de apego, incrementándose en los niños/as los síntomas emocionales (irritabilidad, trastornos afectivos tipo reacciones depresivas, trastornos somatoformes) y comportamentales (descargas agresivas, oposicionismo).

Descargar

En la violencia de género no hay una sola víctima


Los temas de interés general en este informe son : la violencia de género, perspectiva de los derechos de la infancia, niños y niñas víctimas de violencia.

Los resultados de esta investigación evidencian que pese a la cada vez mayor concienciación en torno a la situación de los hijos y las hijas de las mujeres víctimas de violencia de género, aún queda mucho por hacer en la práctica para garantizar una respuesta adecuada desde una perspectiva de derechos de la infancia.

Descargar