miércoles, 27 de agosto de 2014

En la mujer; maltrato y adicción


La violencia doméstica se define como el uso intencional de la fuerza física, psicológica o sexual de un miembro de la familia o familiar cercano para controlar a otro. Los actos violentos incluyen una multitud de variaciones como la intimidación verbal, emocional y/o física a través de comportamientos muy variados que oscilan entre los más evidentes, como la agresión física directa a otros de mayor grado de sutileza, aunque no de perversidad, como son la destrucción de posesiones, de relaciones interpersonales previas, de objetos de valor sentimental entre muchos otros.

Descargar


No hay comentarios:

Publicar un comentario