martes, 23 de junio de 2015

La violencia contra las mujeres en la pareja: claves de análisis y de intervención



Gracias a la incansable labor, al progresivo aumento de recursos, y a la reiterada denuncia que desde diferentes ámbitos de la vida social se está realizando en torno a la violencia contra las mujeres, hoy podemos decir que ésta ha dejado de ser una realidad legitimada, silenciada y privada para convertirse en una problemática social, de salud pública. Motivados por esta convicción y exigencia social se ha elaborado este manual que pretende ofrecer una formación integral que dote de los conocimientos y de las herramientas necesarias para la detección, intervención y prevención de la violencia de género en la pareja. Este libro está dirigido a aquellas y aquellos profesionales que directamente están trabajando en esta problemática, como otras personas que quieren informarse desde una mirada integradora e interdisciplinar.

Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar



miércoles, 17 de junio de 2015

Mujeres maltratadas: Los mecanismos de la violencia en la pareja


La violencia en la pareja es una lacra que afecta a todas las capas sociales, que deja un saldo intolerable de víctimas y que es preciso erradicar. Las agresiones físicas en la pareja no surgen de repente. Mucho antes de los empujones y los golpes, se produce una escalada de comportamientos abusivos e intimidaciones. La peor violencia no es la más visible. Si las mujeres no huyen de ella es porque han caído en una trampa; porque, poco a poco, se encuentran cada vez más sometidas a una situación de dominación. Comprender esa forma de dominio es también desprenderse de ella. Basándose en numerosos ejemplos, la autora analiza los mecanismos de la violencia en el seno de la pareja, pues es preciso conocerlos para poder actuar. Mujeres maltratadas es un libro útil y práctico que permite intervenir muy pronto, con la manifestación de los primeros signos de violencia psicológica, mucho antes de que surja la violencia física.



Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar




jueves, 11 de junio de 2015

Campaña #NoMasViolenciaContraLasMujeres



La  ONU y artistas dicen en las redes sociales #NoMasViolenciaContraLasMujeres de este modo pretenden declararle la guerra a la violencia de género que es un mal en el mundo a esta iniciativa se sumó un grupo de artistas.

La campaña bajo la etiqueta #NoMasViolenciaContraLasMujeres se han vuelto viral en las redes sociales junto con una serie de imágenes que muestran a diversas mujeres con magulladuras en el rostro acompañadas de frases como "retiro la denuncia", "tengo miedo a quedarme sola" o "me ha prometido que va a cambiar".

Tan sólo en la Unión europea un estudio realizado en base al testimonio de 42.000 mujeres de los 28 estados miembros, revela que solo el 14% de las mujeres denuncia a la policía el incidente más grave de violencia sufrido a manos de un compañero sentimental y únicamente el 13% denuncia a la policía el incidente más grave de violencia sufrido a manos de una persona que no era su compañero sentimental.



Ver hashtag #NoMasViolenciaContraLasMujeres

miércoles, 10 de junio de 2015

La violencia familiar: actitudes y representaciones sociales


La Asociación Pro Derechos Humanos, preocupada desde siempre por la dignidad de las personas, llegó a un acuerdo con Caja Madrid para realizar un estudio que nos acercara a las causas de esa lacra de nuestra sociedad que es la violencia familiar. El problema no es nuevo, pero sí lo es la repercusión que ha alcanzado. Poco a poco, está dejando de ser un asunto "de puertas para adentro". Últimamente, los medios de comunicación se han hecho eco de estos casos, y las instituciones han tomado cartas en el asunto, poniendo a disposición de las víctimas medios para paliar su situación y denunciarla. La Asociación Pro Derechos Humanos, preocupada por este problema, realizó un estudio con la colaboración del Colectivo Abierto de Sociología, y el resultado es el libro que el lector tiene entre sus manos. Un estudio donde se intenta llegar al porqué de la violencia familiar mediante el análisis del discurso contra la violencia que realizan los diferentes colectivos encargados de su tratamiento: las instituciones, por un lado, y los medios de comunicación por el otro. Porque el hecho de que exista la violencia en el hogar es la prueba de un fracaso: el fracaso de una estructura de poder que favorece a los fuertes y que, en el caso que nos ocupa, se traduce generalmente en el poder del hombre frente a la mujer y de los adultos frente a los niños y ancianos, con resultados trágicos e irreversibles. El libro está dividido en dos partes; en la primera, se realizan entrevistas en profundidad a miembros importantes de las instituciones públicas para interpretar el significado de su discurso y analizar la importancia que puede tener en la creación de actitudes. En la segunda, se realiza un estudio del tratamiento que dan los medios de comunicación al tema que nos ocupa centrado, sobre todo, en los diarios El País y el ABC, en el que se analiza en profundidad el discurso sobre violencia familiar y los diferentes enfoques que llevan a distintas interpretaciones.


Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar



martes, 9 de junio de 2015

Estereotipos de violencia en el conflicto de pareja. Construcciones y prácticas en una comunidad mexicana




La presente investigación se centra en el análisis de cómo se entiende y afronta el conflicto en la pareja (CP) y apunta a los siguientes objetivos:

(1) aportar elementos teóricos empíricamente fundamentados sobre el CP; y
(2) evaluar la relación de los estereotipos de violencia relativos a género y a tipo de pareja (heterosexual, gay, lésbica) con la percepción social de la violencia en el CP.

El diseño metodológico combina diversos tipos de estrategias, relacionadas con tres modos y grados de conocimiento actuales sobre el fenómeno estudiado. Primeramente, el conocimiento previo proporcionado por los estudios de género sobre los estereotipos de violencia, en los que se concibe a la mujer víctima del hombre violento, permite adoptar el método hipotético deductivo para confirmar la presencia de dichos estereotipos en el entorno queretano. Para lo cual, se aplicaron dos tipos de instrumentos cuantitativos: un cuestionario de papel y lápiz compuesto de series de ítems cerrados para medir actitudes y percepciones explícitas; y tres IAT (Implicit Association Test), mediante ordenadores con el software apropiado, para medir actitudes implícitas. En segundo lugar, de cara a matizar a base de información textual el relativo conocimiento ya disponible sobre lo que la gente entiende por conflicto y violencia, se incluye una serie de preguntas abiertas al cuestionario de la encuesta. Por último, ante la escasa información empírica existente acerca de cómo se afronta el conflicto de pareja y sobre la relación de este modo de afrontamiento con los estereotipos de violencia de género y de pareja, se realiza un abordaje cualitativo (inductivo-deductivo) de este tema, aplicando las técnicas de entrevista y de fotointervención.

Participaron en el estudio personas mexicanas, principalmente universitarias, mayores de 18 años y residentes en áreas urbanas del Estado mexicano de Querétaro. 232 de las mismas contestaron los cuestionarios de ítems cerrados, 304 respondieron al IAT, 173 rellenaron el cuestionario de ítems abiertos sobre el conflicto y 321 sobre violencia de pareja, 43 fueron entrevistadas y 18 intervinieron en sesiones de fotointervención. Los datos cuantitativos obtenidos fueron analizados estadísticamente con el paquete estadístico SPSS 12.0; mientras que para el estudio de la información cualitativa se aplicó el protocolo de la Teoría Fundamentada.

Los resultados obtenidos aportan evidencia cuantitativa acerca del arraigo cultural de los estereotipos de violencia en función del género y del tipo de pareja en el colectivo investigado. Además, proporcionan información sobre las representaciones de sentido común concernientes a conflicto, a conflicto en la pareja (y a relaciones de poder y estrategias de control en el seno de la misma) y a violencia. Por otra parte, proporcionan evidencia cualitativa acerca de la relación de dichos estereotipos con las percepciones y expectativas sobre diferencias entre los modos masculino y femenino de afrontar los conflictos de pareja, así como de los potenciales efectos sociales de los estereotipos de violencia mencionados.

El conocimiento empírico del grado de arraigo sociocultural de tales estereotipos en la sociedad mexicana, facilita la comprensión del modo como la misma entiende y afronta el conflicto en la relación de pareja. En esta perspectiva cultural resulta más creíble la información coherente con la creencia en los modelos masculino-violento y femenino-pacífico, que la que se ajusta a los modelos contrarios (masculino-pacífico y femenino-violento). Ello tiene implicaciones prácticas, sociales y políticas, al hacer más visible la violencia "de género" del hombre hacia la mujer y más invisibles las violencias en relaciones de pareja que se dan entre mujeres, entre hombres o de mujer a hombre.

Ver tesis Ingresar

Actuación en salud mental con mujeres maltratadas por su pareja


Las consecuencias de la violencia ejercida contra la mujer por su pareja son graves y
numerosas, tanto para ella, como para sus hijos e hijas. Para el Servicio Murciano de Salud
es indiscutible que la asistencia integral a la salud de las mujeres debe tener en cuenta
sistemas de detección y actuación ante estos casos.

El “Plan integral de formación en violencia de género”, va dirigido a todos los colectivos profesionales sanitarios y no sanitarios del Servicio Murciano de Salud.

La violencia física normalmente se detecta y se trata en atención primaria o urgencias y
por ello Atención Primaria ya ha elaborado un protocolo regional de actuación ante la violencia
de género. Pero no debemos olvidar la violencia psicológica, que puede pasar desapercibida
y cuyas consecuencias son devastadoras. Más de dos tercios de las mujeres sometidas a
este tipo de violencia acabarán desarrollando diversos trastornos psicopatológicos, entre
los que destacan los de ansiedad, depresión y abuso de sustancias.

El 24% de las mujeres que consultan en salud mental y drogodependencias en nuestra
región, sin preguntarles de forma sistemática, dice sufrir violencia por parte de sus parejas.
Sin embargo, no existía hasta ahora un protocolo de actuación que expusiera de forma
clara y directa cómo detectar estos casos y cómo intervenir en función de su estado y
circunstancias. De hecho, en el campo de la salud mental, esta es la primera guía de práctica
clínica de la que tenemos conocimiento a nivel nacional.

La guía viene a cubrir ese hueco que ya reconocía como oportunidad de mejora el Plan
de Salud Mental 2010-13, recogiendo en una línea de actuación la “atención a la situación
de violencia de género detectada en salud mental”, a través del desarrollo de un protocolo
de detección y actuación específico.


Descargar

lunes, 8 de junio de 2015

Mi marido me pega lo normal



¿Cómo puede una mujer llegar a pensar que es normal que su marido la maltrate? Este libro analiza la agresión a la mujer en la realidad cotidiana, despojándola de mitos y justificaciones, y responde a éstas y otras preguntas desde una perspectiva médica y legal, pero también moral, ya que, como afirma el autor "muchas de las vigas de nuestra sociedad están podridas".


Disponible solo en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar



domingo, 7 de junio de 2015

Percepción social de la violencia en la pareja desde los estereotipos de género


El objetivo general de la investigación consiste en evaluar el grado de anclaje social de determinados estereotipos sobre género (hombre proveedor; mujer cuidadora) y sobre violencia de género (hombre violento, mujer pacífica) y se enmarca en el contexto de un debate sobre el alcance y los límites del enfoque de género a la hora de comprender y prevenir la violencia en las diversas modalidades de pareja.

Participaron en la investigación 741 personas, dos tercios de las cuales mujeres, residentes en España, México, Puerto Rico y El Salvador. En cada país, se accedió a una muestra de conveniencia estratificada de acuerdo con criterios de género, generación, nivel de formación, situación ocupacional y orientación sexual. En sesiones individualizadas cuya duración osciló entre 35 y 60 minutos, las personas participantes respondieron primero un IAT (Implicit Association Test) y luego un cuestionario con series de ítems cerrados y de preguntas abiertas. Una de sus secciones incluye 48 ítems referidos a “actividades” que la persona debe categorizar numéricamente en una escala de 1 a 7, con formato de diferencial semántico, en cuyos polos figuran “de hombre” y “de mujer”. En esta serie se entremezclan dos escalas de 24 ítems cada una de ellas: la de dureza y la de ternura. De la información obtenida se desprende que las muestras de todos los países organizan su percepción de la violencia en la pareja de acuerdo con los estereotipos de género.

Hombres y mujeres coinciden en percibir como masculinos los atributos de la escala de dureza y como femeninos los de la de ternura, acentuando y polarizando éstas aún más las diferencias percibidas en cuanto a conductas de rol de género. El anclaje sociocultural de los estereotipos de violencia de género tiene implicaciones teóricas y también sociales al visibilizar especialmente el maltrato de hombre a mujer en la pareja heterosexual y desenfocar el que se da en otras formas de pareja. Ello plantea urgencias en la agenda de la investigación.

Descargar

El maltrato psicológico en la pareja


el maltrato físico es el tipo de maltrato más evidente y el que es más fácil de identificar, por eso suele ser al que se da más importancia, tanto en el ámbito personal como en el social. Otra razón puede ser debida a la menor importancia que se le da a la violencia psicológica al considerarla objeto de menor repercusión en la salud del individuo que la soporta

Aunque el abuso físico puede ocurrir sin abuso emocional, lo más frecuente es que el maltratador comience con maltrato psicológico y acabe con maltrato físico. No obstante, no siempre es así necesariamente, y a veces nunca llegan a dar el paso al maltrato físico y continúan con el abuso emocional durante años


Descargar