domingo, 24 de junio de 2012

Guía para el autocuidado para los que trabajan en el campo de violencia intrafamiliar


Las personas que trabajan directa o indirectamente con víctimas o personas que cometen actos de violencia intrafamiliar y sexual, se encuentran en contracto con el dolor al escuchar y leer relatos de incesto, violaciones, amenazas, humillaciones, y corroborar a través de exámenes biomédicos e intervenciones psico-sociales, los efectos de las acciones de violencia en las personas afectadas. Esas vivencias dejan rastros.


La violencia es contaminante, vulnerabiliza, afecta emocional y físicamente. Si bien no todas las personas pueden sentir estos efectos, está comprobado que muchas se alejan de este tipo de trabajo, poniendo barreras para protegerse del sufrimiento, la angustia y frustración. Se sienten cargados ante actos que pareceiran ser la negación de la vida misma, la solidaridad y la confianza en los seres humanos, incluso de los más, ya que una de las particularidades de la violencia en la familia es el vínculo de afecto o consaguinidad entre víctima y agresor.


Especialistas del campo de la violencia intrafamiliar has estudiado y profundizado sobre las situaciones antes descritas, caracterizando varias alternativas de respuesta a esos efectos, entre ellos por ejemplo: Traumatización Vicaria, Estress Post-Traumático Secundario o Estado de Extenuación Emocional.


El Programa Mujer, Salud y Desarrollo de la Organización Panamericana de la Salud, solicitó a Cecilia Claramunt, especialista de amplia experiencia en el tema, trabajar pautas que permitan orientar a los profesionales de salud, ONGs y otras instituciones, sobre cómo afrontar los efectos de ser testigos indirectos de la vulnerabilidad y la agresión humana. Este documento responde a aspectos éticos y de coherenciacon el proceso de desarrollo de un Modelo de Atención Integral de la Violencia en la Familia, que el Programa viene impulsando desde 1995 en Centro América. Invitamos a que en los países se discuta este tema y que estas pautas sean un insumo para el auto cuidado de los equipos de salud que trabajan para que erradiquemos la violencia de las relaciones en la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario