lunes, 16 de julio de 2012

Intervención en crisis en mujeres maltratadas



Las mujeres maltratadas generalmente están sometidas a una prolongada situación de abuso por parte de su pareja, por lo que pasan por un dilatado período de estrés y trauma del cual resulta una continua pérdida de energía, la mujer cuando se siente en un verdadero estado de crisis al ser el desorden emocional y la angustia tan elevados, se sienten impelidas a actuar para salir de esa situación y piden ayuda. Entonces hay que actuar rápidamente, pues estas mujeres, a menudo, sólo están motivadas para cambiar durante el período de crisis.


La mujer entra en un estado de crisis cuando concurren las siguientes condiciones:


1. La víctima experimenta un incidente precipitante.
2. El incidente es percibido por la mujer como amenazador para su
seguridad o la de sus hijos y tiene como resultante la intensificación de la tensión y de la desolación.
3. La mujer maltratada intenta resolver la situación usando sus
mecanismos habituales de conducta.
4. El desorden emocional aumenta y la víctima siente que el dolor
y la angustia son insoportables.


Es en este punto cuando algunas mujeres quieren experimentar un cambio y piden asesoramiento. El énfasis en el asesoramiento estriba entonces en identificar el factor precipitante y las reacciones cognitivas y emocionales de la mujer.


Los tres acontecimientos precipitantes más corrientes son:


a) un incidente de golpes con vejaciones psíquicas;
b) una vejación grave infringida al hijo de la víctima y
c) un deterioro de la audición, de la vista o todo junto como consecuencia de los apaleamientos.


A menudo, el acontecimiento precipitante es percibido por la mujer como el incidente final o «la gota que colma el vaso» en una larga historia de violencia.


Un efectivo tratamiento requiere la comprensión de la teoría y las técnicas de crisis. Para ayudar a una persona en situación de crisis se precisa fundamentalmente una gran sensibilidad y desarrollar activamente habilidades de escucha empática.


Un tratamiento de crisis en los casos que la mujer se decide a pedir ayuda es sumamente útil, ya que es el momento en que la motivación para cambiar su situación y la de sus hijos es más alta y, por lo tanto,está más capacitada para movilizarse, siendo imprescindible, entonces, ofrecerle la oportunidad y los medios para conseguirlo.

Ingresar para leer

No hay comentarios:

Publicar un comentario