domingo, 12 de agosto de 2012

Guía de práctica clínica de atención de violencia familiar


Aunque hombres, mujeres y niños y niñas pueden verse afectados por la violencia, existen diferencias entre hombres y mujeres en lo referente a los perpetradores y las consecuencias de la violencia. Mientras que los hombres tienen mayor probabilidad deser violentados por un extraño durante la comisión de un crimen o en la guerra, a las mujeres las afectan actos de violencia perpetrados por sus parejas o miembros de su familia de sexo masculino, con frecuencia aquellos con quienes viven y a quienes aman.De hecho, las mujeres tiene más posibilidades de ser asesinadas por sus compañeros íntimos que por un extraño. Además, el mayor tamaño físico y fuerza de los varones, así como el uso más frecuente de armas por parte de los varones, resultan en que las mujeres sufren lesiones mayores que los hombres como consecuencia de la violencia interpersonal

En general se acepta el modelo ecológico propuesto por Heise para entender los múltiples determinantes de la violencia interpersonal al interior de la familia. Este modelo se basa en la interacción de factores que operan en el individuo (ya sea el perpetrador olavíctima) la relación, la comunidad y la sociedad.Algunos factores, como la exposición a la violencia, operan en todos los niveles de este modelo. Así, la exposición a la violencia durante la niñez es un factor de nivel individual, aunque al mismo tiempo el asociarse con amigos que preconizan el control del varónsobre la mujer y que usan la violencia contra sus mujeres es un factor relacional que se vaa sumar con el antecedente individual. Al nivel comunitario, se sabe que altas tasas de violencia callejera se correlacionan a una mayor frecuencia de violencia intra-familiar y a nivel social, la tolerancia hacia la violencia como una forma lícita de solucionar los conflictos incrementa la posibilidad que las mujeres sufran violencia física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario